Esa verdad que a veces… duele.

Antes de nada sé verídico para contigo mismo. Y así, tan cierto como la noche sigue al día, hallarás que no puedes mentir a nadie.  -William Shakespeare-

 

d_6-13_5a_Semana_Tiempo_Pascua

 

Esa verdad, que llega desde la honestidad, la discreción, la humildad, es LA VERDAD que despeja el camino, casi siempre el más duro, sin atajos, pero siempre claro y directo. Es la que desbroza el jardín de nuestra alma, crea un corazón honrado y mantiene la conciencia en calma. Vivir en la verdad, aunque a veces duela, es vivir sin disfraces, sin engaños, con muy poco, pero siempre limpio, porque la verdad, va vestida con harapos, nunca se arregla y casi siempre molesta. La verdad silencia. 

Esa verdad, que a veces duele, que nos duele, nos hace íntegros, nos permite vivir sin condiciones, libres y tranquilos. Hace que seamos dueños de nuestras cicatrices y nos libera de esa falsa hechicera, a la que le encanta tener esclavos, la mentira.

Rodea la verdad de sinceridad y franqueza, vive en ella.

Un último consejo, no la uses como arma para hacer daño, porque perderá su esencia y te ensuciará las manos.

compartiendosinceramente♥

 

Un comentario en “Esa verdad que a veces… duele.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s