Ya no me da vergüenza!!

 

“Prefiero ver a un joven ruborizarse, que palidecer”

-Catón el joven-

rubor

 

Ruborizarse, sentir ese vuelco en el estómago, temblar, acalorarse… son unos perfectos indicadores de que nuestro cuerpo está 100% sincronizado con nuestras emociones, estamos sanos físicamente y viviendo a flor de piel!! Así lo entiendo y así quiero entenderlo, transformándolo en positivo para poder controlarlo “con normalidad”. Recuerdo, que cuando me ocurrían estas embarazosas demostraciones físicas, sufría por intentar esconderlas y conseguir que no saliesen a la luz, pero he comprendido, que sentir todo esto no es malo, es simplemente una demostración de que estoy VIVA y no tengo por qué avergonzarme. Con el tiempo he aprendiendo a domarlas, que no a ocultarlas, para que sus efectos no se disparen y sean ellas quienes tomen las riendas de mi vida. Normalmente las recibo con una sonrisa, he intento calmar los sentimientos que las disparan hacia la casilla de salida, para que no salgan desbocadas y aunque llamen la atención, no se  queden por mucho tiempo. No quiero hacerlas desaparecer, son mías!! mi rubor, mi nudo en el estómago y hasta a veces en el corazón, mis mariposas, mi calor, mi temblor…pero intento que acompañen a mis emociones sólo en los primeros instantes y que sepan retirarse cuando respiro profundo para que me dejen vivir cómo siempre os he dicho, en modo calma y en modo calma les doy la bienvenida. La verdad es que ya no me da vergüenza, no me avergüenzo de mí misma, de ser como soy, natural y desde entonces soy más feliz.. Además estoy convencida de que todas estas demostraciones “embarazosas” hacen que todos nos comprendamos un poquito mejor, que trivialicemos las cosas, que empaticemos más, que nos acerquemos unos a otros porque, quién no;

Ha derramado el café en ese preciso momento que…

Ha tropezado escandalosamente con mil ojos clavados.

Se sonroja al recibir miradas, halagos, críticas merecidas o inmerecidas.

Le ha temblado la voz en…

Ha sido paralizado por la timidez 

Ha pensado ¡¡Dios mío que hago yo aquí!!

Se ha enamorado y … tantas y tantas cosas que disparan nuestras emociones-sentimientos de cero a cien en un microsegundo y hacen que nuestra adrenalina despierte bruscamente nuestras reacciones físicas!!

Ya no me da vergüenza mi vergüenza:)

 

 

Detenernos!

 Detenerse: Pararse a considerar una cosa o reflexionar acerca de ella.

Quien sabe detenerse no tiene el riesgo de perderse.detenerse

Es fácil perderse si uno no se detiene, caminar sin detenernos nos hace abandonar nuestra capacidad de observar, de comprender y aprender. Seguir hacia delante y detenerse no significa parar. Es cierto que corremos en el camino elegido , deseando alcanzar nuestra metas sin observar a nuestro alrededor pero esto no nos permite conocer el mundo que nos rodea, ni vivirlo, ni sentirlo. Normalmente evitamos que la conciencia nos detenga y haga despertar nuestro corazón. Nos transformamos en corredores de fondo fuertes e implacables pero a su vez perdemos parte de nuestra humanidad. Procesamos con tal rapidez la información que recibimos en el camino que sin darnos cuenta, nos vamos trasformando en excelentes autómatas programados en alcanzar el éxito, confundido con la felicidad como meta. 

Detenerse nos permite observar, analizar, entender, compartir y ayudar, nos prepara para avanzar y ser mejores personas, conscientes de pertenecer al mundo y vivir en él. Detenerse, nos facilita acercarnos a las personas que viven cerca de nosotros, entender sus caminos y vidas. 

No dejes que el mundo se vuelva invisible!!

compartiendoreflexiones♥

Sí, vulnerable!! :)


La vulneravilidad no es debilidad, la vulneravilidad es donde nace la innovación, la creatividad, el 
cambio. Es nuestra medida más precisa de valentía. Hay que tener coraje para mostrarse imperfecto, pero ése es el único camino hacia la autenticidad y no hay forma de ser querido sin ser auténtico. Brené Brown

brene-brownEsta maravillosa mujer, dió una de las charlas más vistas en TED (una organización sin ánimo de lucro dedicada a las “ideas dignas de difundir”) con 8,5 millones de visitas a su video. Yo quiero compartir♥ con vosotros, ésta conmovedora, profunda y divertida charla que me ha ayudado a ver desde otra perspectiva mis imperfecciones, esas “cosas mías” que me da vergüenza que se conozcan. Aprender a aceptar nuestra vulnerabilidad, nos hace ser nosotros mismos, relacionarnos y conectar con los demás con una capacidad de empatía, de pertenencia y de amar que al no aceptarla hemos perdido.

20130324-sss-brene-brown-4-365x240 Brené Brown, investigadora, escritora, conferenciante y professor en University of Houston Graduate College of Social Work.

 Si queréis saber más sobre ella os dejo el enlace a su blog Brené Brown,

Os animo a ver, en otro momentito libre que tengáis:), su charla escuchando a la vergüenza.http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=GmRYdbtTU4Y#t=10