Ya no me da vergüenza!!

 

“Prefiero ver a un joven ruborizarse, que palidecer”

-Catón el joven-

rubor

 

Ruborizarse, sentir ese vuelco en el estómago, temblar, acalorarse… son unos perfectos indicadores de que nuestro cuerpo está 100% sincronizado con nuestras emociones, estamos sanos físicamente y viviendo a flor de piel!! Así lo entiendo y así quiero entenderlo, transformándolo en positivo para poder controlarlo “con normalidad”. Recuerdo, que cuando me ocurrían estas embarazosas demostraciones físicas, sufría por intentar esconderlas y conseguir que no saliesen a la luz, pero he comprendido, que sentir todo esto no es malo, es simplemente una demostración de que estoy VIVA y no tengo por qué avergonzarme. Con el tiempo he aprendiendo a domarlas, que no a ocultarlas, para que sus efectos no se disparen y sean ellas quienes tomen las riendas de mi vida. Normalmente las recibo con una sonrisa, he intento calmar los sentimientos que las disparan hacia la casilla de salida, para que no salgan desbocadas y aunque llamen la atención, no se  queden por mucho tiempo. No quiero hacerlas desaparecer, son mías!! mi rubor, mi nudo en el estómago y hasta a veces en el corazón, mis mariposas, mi calor, mi temblor…pero intento que acompañen a mis emociones sólo en los primeros instantes y que sepan retirarse cuando respiro profundo para que me dejen vivir cómo siempre os he dicho, en modo calma y en modo calma les doy la bienvenida. La verdad es que ya no me da vergüenza, no me avergüenzo de mí misma, de ser como soy, natural y desde entonces soy más feliz.. Además estoy convencida de que todas estas demostraciones “embarazosas” hacen que todos nos comprendamos un poquito mejor, que trivialicemos las cosas, que empaticemos más, que nos acerquemos unos a otros porque, quién no;

Ha derramado el café en ese preciso momento que…

Ha tropezado escandalosamente con mil ojos clavados.

Se sonroja al recibir miradas, halagos, críticas merecidas o inmerecidas.

Le ha temblado la voz en…

Ha sido paralizado por la timidez 

Ha pensado ¡¡Dios mío que hago yo aquí!!

Se ha enamorado y … tantas y tantas cosas que disparan nuestras emociones-sentimientos de cero a cien en un microsegundo y hacen que nuestra adrenalina despierte bruscamente nuestras reacciones físicas!!

Ya no me da vergüenza mi vergüenza:)

 

 

TACOS!! SWEAR!!

2leet1XRXqs3

Pues sí, os voy hablar de los tacos, sin ánimo de aburrir y después de tanto tiempo desconectada, os voy a hablar de los ¡TACOS! de los tabu-tacos, de las palabras malsonantes, blasfemias o como jodid… queráis llamarlos. UPPS!! I’m sorry:)

” Bajo determinadas circunstancias, la blasfemia proporciona un alivio que no consiguen ni las oraciones”

-Mark Twain-

Para que una palabra tenga la condición de Taco debe aludir a cualquier tema censurado o tabú y por su condición no deberán ser pronunciadas. Dependiendo del país dónde nos encontremos estos temas o tabúes cambiarán y lo mismo que en Italia o España toda palabra relacionada con la Iglesia sacada de su contexto religioso es blasfemia, en otros países no tienen la misma importancia. Otro ejemplo es Alemania donde todo lo relacionado con el sexo es sumamente desagradable mientras que en cualquier serie americana se puede repetir hasta la saciedad FUCK o… Los Alemanes se inclinan más por lo escatológico Scheibe!!Tenemos claro que  la palabra se convierte en palabrota dependiendo de dónde nos encontremos, la cultura y el momento.

Pero pasemos a analizar ¿ por qué decimos tacos?

Decir palabrotas es la vía de escape a nuestros sentimientos de ira, frustración, sorpresa o enfado. Varios experimentos han demostrado que decir tacos o palabrotas aumenta la capacidad del cuerpo de soportar el dolor y libera endorfinas.  Para probarlo, investigadores de la Universidad de Keele en el Reino Unido hicieron un experimento con voluntarios en el que debían sumergir sus manos en agua helada todo el tiempo que aguantaran.

“Cuando los participantes repetían una palabrota, eran capaces de aguantar la mano bajo el agua helada una media de 40 segundos más que cuando repetían una palabra cualquiera. Además, los participantes reportaron percibir menos dolor cuando maldecían.”

Es una manera directa y cargada de ira concentrada, de exteriorizar nuestros sentimientos. Para qué vas a explicar a alguien que lo detestas o no lo puedes soportar si lo puedes mandar directamente “a la mierda”.

Entre amigos nos sirven de nexo, cercanía y expresión de pertenencia al grupo rompiendo con tabúes sociales.

Qué monologuista o humorista no podría explicar la razón del TACO. Es una arma del emisor que provoca risas en el receptor, desinhibe a ambos y utizadas con la entonación y énfasis adecuada transforma historias compartiéndolas desde un cómico punto de vista.

Sabías que para nuestro cerebro las palabrotas no están almacenadas como palabras sino como emociones. No están guardadas junto al resto del lenguaje ( área Broca y Wernicke) sino en el sistema límbico, dónde se controla y dirige nuestras emociones. Así podemos entender que un paciente que sufrió afasia severa (daño en las capacidades lingüísticas tras un derrame cerebral), podía seguir pronunciando las palabras “bueno”, “vale”, “sí”, “no”, “joder” y “mierda”, a pesar de que había perdido la facultad de hablar. Incluso era capaz de pronunciar estas palabras en el contexto apropiado, pero cuando los investigadores le pedían que leyera un texto, él era incapaz.

Y tú qué opinas? Los Tacos son palabrotas o emociones sentidas empaquetadas en palabras?

No compartir con menores de…:)

 

Soledad

sillas-de-soledad

Cuanto más deseada es, más difícil es encontrarla y cuando más quieres evitarla, más dura se hace su presencia. Queriendo o sin querer, vivimos y sentimos en soledad, tantos momentos, tanto placer o dolor, que aconsejo tenerla bien amarrada. Entiendo que la vida, en su libre albedrío, por momentos nos niegue la capacidad o el poder de decidir, en qué situaciones queremos sentir o no la soledad, pero debemos exigirnos controlar ese poder de decisión y ejercerlo. Saber escoger “cómo” sentir o vivir, es unas de las cosas más importantes.

Debo distinguir entre sentir la soledad y estar sólo. Hay muchas personas que a lo largo de su vida, están solas pero nunca sienten la soledad y muchas otras, que aún no estando jamás solas, sienten una profunda soledad. Tanto a unas, cómo a otras, les aconsejo domarla, aprender a sentirla y cómo no, a alejarse de ella.

La soledad es musa de la creatividad, del trabajo y conocimiento interior, pero también es causa de gran dolor y veneno que poco a poco, te aleja de la vida, y como sabia la vida, nos regala en el camino antídotos para calmarla y ahuyentarla; los amigos, la familia, las personas solidarias y a todos los que saben compartir momentos.

Para esos “tiempos” en los que quieras  estar solo, la vida te dice, que simplemente lo pidas…

sólocompartiendo♥