Esa verdad que a veces… duele.

Antes de nada sé verídico para contigo mismo. Y así, tan cierto como la noche sigue al día, hallarás que no puedes mentir a nadie.  -William Shakespeare-

 

d_6-13_5a_Semana_Tiempo_Pascua

 

Esa verdad, que llega desde la honestidad, la discreción, la humildad, es LA VERDAD que despeja el camino, casi siempre el más duro, sin atajos, pero siempre claro y directo. Es la que desbroza el jardín de nuestra alma, crea un corazón honrado y mantiene la conciencia en calma. Vivir en la verdad, aunque a veces duela, es vivir sin disfraces, sin engaños, con muy poco, pero siempre limpio, porque la verdad, va vestida con harapos, nunca se arregla y casi siempre molesta. La verdad silencia. 

Esa verdad, que a veces duele, que nos duele, nos hace íntegros, nos permite vivir sin condiciones, libres y tranquilos. Hace que seamos dueños de nuestras cicatrices y nos libera de esa falsa hechicera, a la que le encanta tener esclavos, la mentira.

Rodea la verdad de sinceridad y franqueza, vive en ella.

Un último consejo, no la uses como arma para hacer daño, porque perderá su esencia y te ensuciará las manos.

compartiendosinceramente♥

 

Un “NO” que no nos hace daño.

Decir lo que sentimos, sentir lo que decimos, concordar las palabras con la mente. Séneca

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no. Grabriel García Márquez

decir-no 2

La asertividad es la habilidad para hacer valer tus propios derechos de un modo adecuado y no agresivo.

Tenemos que aprender “a decir no” por muchas razones, y es cierto que hay veces en las que decimos SI y deberíamos haber dicho NO.

Por salud mental y equilibrio emocional.

¿Qué pasa si digo no?

No hacemos daño a nadie, ni debemos sentirnos culpables, querer agradar a todos, por todo y con todo, es un desgaste que nos desequilibra de tal manera, que perdemos nuestra capacidad de decisión, autoestima y el respeto de los demás. Aquellos que se enfadan por nuestra negativa, no respetan nuestros deseos u opiniones y actúan de una manera egoísta, manipulando las situaciones. No debemos dejarnos dominar por miedo a las reacciones y expresar nuestras opiniones y emociones tanto sin son positivas o negativas.

Esto no quiere decir que no nos sacrifiquemos por los demás o hagamos cosas por otros que supongan un esfuerzo por nuestra parte, pero siempre deben estar hechas desde un sincero “no me importa”, “lo hago de buena gana” y sentirse satisfecho con uno mismo. El problema viene cuando después de hacerlo te sientes utilizado, manipulado y sabes que no has hecho valer tu opinión o tus valores.

Hazte valer y siéntete bien:)

Existe un “NO” que no hace daño!!

decir no
eltarrodeideas.es

Comparte el SI y el NO de una manera equilibrada, con respeto y cariño.

Sea como fuere lo que pienses, creo que es mejor decirlo con buenas palabras. William shakespeare